Pantufleá más

Pantufleá más

 

 

Hace unos meses VER lanzó una línea hermosa de sleepwear. Y acá estoy, en medio de pijamas y accesorios, con ganas de pasar un día entero en casa y en pantuflas: leyendo, tomando café, y escribiendo en silencio (¿cuándo fue la última vez que hiciste algo así?). De golpe me acuerdo de una palabra que escuché hace tiempo: “Nesting”. ¿Saben de qué se trata? Es un concepto que está muy de moda, y nos invita a estar más en casa para descansar y refugiarnos de la vorágine exterior. 


Pienso cuánto necesitamos esto, y más a fin de año, cuando pareciera que se acaba el mundo: estamos minadas de compromisos, salidas, turnos, muestras, festejos y actos del colegio. Y creo (siento), como leí por ahí, que balancear la vida social con la privada, nos vuelve al eje. Y más, si encontramos ese famoso equilibrio del que siempre se habla: ni muy adentro ni tan afuera. Ni en absoluto silencio, ni demasiado aturdidas. Ni tan conectadas, ni siempre desenchufadas.


Así que volviendo a la idea de Nesting, la propuesta es que podamos armar en casa y en nuestro ropero, espacios, prendas, mobiliario y objetos que nos llenen de paz y tranquilidad, y que sean un refugio para encontrarnos con nosotras mismas, y con esa versión de la que nos desconectamos tan a menudo: la que disfruta de escribir, pintar, coser, bordar, ordenar libros, cocinar, regar las plantas o pintarse las uñas. Darnos ese tiempo, es el regalo más valioso que podemos hacernos este fin de año. Porque es lo que también nos recarga para salir, y hacer todas las otras cosas que nos esperan afuera.


Estoy segura que ese ocio lindo que nos deja dormir sin culpa, alejarnos de los ruidos, cancelar algunos compromisos sociales, y hasta apagar el celular, puede al revés de lo que pensamos, ser la mejor ganancia (y no pura pérdida de tiempo). Así que hoy te proponemos que te reserves un día de la agenda para hacer Nesting. Que pongas buena música, enciendas una vela con el aroma que más te guste, sumes cosas ricas, y ropa cómoda + linda (eso de que para estar de entre casa “me pongo cualquier cosa total no se ve”, no va más: ponete linda para vos).


Y si a este kit de bienestar, querés sumarle lectura, te recomiendo que googlees el término danés “Hygge”. Parece que Dinamarca es uno de los países más felices del mundo, y el secreto se encuentra en esa palabrita: un concepto relacionado con aprender a disfrutar de lo más simple: la comida, el rato de sol que nos acaricia, los amigos, la familia, la taza de té, la buena música, el silencio, el amor.


Ojalá podamos empezar a sentirnos un poco más cómodas (en cuerpo, pero también en alma), en paz, y en sintonía con nosotras mismas y con lo que nos pasa. Ojalá podamos saborear la vida a otro tiempo. El que marcan nuestras ganas y deseo. #TeQueremosVerPantuflear


Por: Paz Berri. Periodista y autora del blog www.pazberri.com (@pazberri)


Comentarios

  • Sea el primero en comentar sobre este tema
Comentar
Powered by Ingematica